Las sillas de ruedas para el cuarto de baño

En ese artículo queremos hablaros de las sillas ruedas baño.

Cuando nos hacemos mayores o tenemos un problema de movilidad, son necesarias algunas ayudas tanto en la calle como en casa.

Uno de los lugares en los que se hace más evidente la limitación funcional es en el cuarto de baño.

Hoy en día existe...

Las sillas de ruedas para el cuarto de baño

En ese artículo queremos hablaros de las sillas ruedas baño.

Cuando nos hacemos mayores o tenemos un problema de movilidad, son necesarias algunas ayudas tanto en la calle como en casa.

Uno de los lugares en los que se hace más evidente la limitación funcional es en el cuarto de baño.

Hoy en día existe una amplia gama de productos de apoyo que puedes encontrar en nuestra ortopedia online y que nos van hacer la vida más sencilla tanto a las personas con diversidad funcional como a sus familiares y cuidadores.

Las sillas de ducha o sillas de baño, están diseñadas para facilitar el acceso, la movilidad y la seguridad en el baño.

Tamaño de las sillas baño.

En el cuarto de baño, Dependiendo del nivel de movilidad de cada persona y del tamaño y acceso al cuarto de baño, tendremos que comprar sillas de ducha con rueda grande o pequeña.

Las sillas de ruedas de baño con rueda grande las utilizaremos cuando la persona tenga autonomía para manejar la silla, al contrario, las de rueda pequeña se usan cuando son sillas de baño manejadas por un cuidador.

Le aconsejamos que antes de comprar una silla de baño, mida bien la anchura de la puerta y los espacios por los que debe maniobrar. Igualmente, cuando colocamos la silla de baño en el platos de ducha hay que evaluar la maniobra que necesitamos hacer para colocar la silla de ruedas y el espacio que necesitamos si vamos a ayudar al paciente a ducharse.

Igualmente importante es el acceso al plato de ducha.

En otros artículos, os hablamos de las banquetas de ducha sin ruedas. Pero cuando utilizamos una silla de ruedas para la ducha debemos tener en cuenta la maniobrabilidad. Algunos platos de ducha tienen un pequeño bordillo que resulta incómodo superar.

Rampas para ducha

Existen rampas de ducha o rampas escalón que podemos colocar para acceder a la ducha con facilidad. Hay muchos modelos y medidas y usted puede comprar rampas de umbral en nuestra ortopedia online. También debe calcular que para que una persona si acompañante pueda superar un bordillo con una rama y manejar la silla de ruedas con comodidad tendrá que multiplicar la altura del bordillo al menos x 5 para obtener el largo de rampa que necesita. Si la rampa es más pequeña, será más costoso superar ese obstáculo ya que tendrá mucha pendiente.

Esta regla le ayudará a la hora de comprar rampa de ducha que necesita.

A veces, necesitamos una silla con inodoro, cuando una persona tiene incontinencia o para evitar las urgencias durante la noche. Las sillas inodoro incorporan una bacinilla orinal que es fácilmente extraíble y que se limpia con facilidad.

Sea cual sea la necesidad o situación que debas solucionar, en nuestra ortopedia online y en nuestra ortopedia en Logroño, puedes comprar sillas inodoro y sillas de ducha y baño.

Ver más...

Sillas de Ruedas Baño y WC Hay 25 productos.

Mostrando 1 - 25 de 25 items
Mostrando 1 - 25 de 25 items

Sillas de baño con ruedas

Los cuartos de baño, suelen ser lugares húmedos, por eso debemos tomar precauciones para evitar caídas y accidentes.
Para las personas mayores y para aquellos que tienen una movilidad reducida, existen unas sillas de baño muy útiles y prácticas.
Con estas sillas para el baño, se facilitan los movimientos de un modo seguro a la hora de acceder a la ducha o simplemente de realizar los movimientos en el baño, evitando riesgos innecesarios y aportando autonomía.
Hay una gran variedad de sillas de ruedas para el cuarto de baño.

Silla para baño de rueda pequeña
Si deseamos solo el traslado desde el dormitorio al cuarto de baño, bastaría con una silla con ruedas. Con esta silla de ruedas y la ayuda de una persona, podemos acceder a la ducha o al wc con seguridad.
Hay modelos de sillas para inodoro que incorporan una apertura que posibilita encajar la silla sobre el WC, de este modo se evita tener que hacer incómodas transferencias ya que después, con la mima silla podemos pasar a la ducha.

Silla para baño de rueda grande.
Para aquellas personas con movilidad reducida que tienen suficiente fuerza en los brazos, es muy práctica este tipo de silla de ruedas, y que aporta mayor independencia y autonomía, permitiendo al usuario desplazarse con seguridad y comodidad por sí mismo en el cuarto de baño. Con estas sillas autopropulsables, dependiendo del modelo, podemos usarla tanto en el inodoro, como en la ducha. Resultan ideales para realizar las tareas de la higiene personal con una libertad de movimientos e independencia, gracias a las ruedas grandes con aros que ayudan a la movilidad.

Sillas de ruedas basculante para la ducha.
Las sillas de ruedas diseñadas para la ducha, son ideales para la higiene personal de las personas con escasa movilidad. Tanto en los hogares, como en las residencias de ancianos y hospitales, son muy valoradas. Hay muchos modelos de sillas de ruedas para la ducha.
Una de las sillas de ducha más utilizadas en las residencias de personas mayores es la silla de ruedas para baño basculante. Este tipo de silla permite varios planos de inclinación y basculación que facilitan y ayudan tanto al cuidador como al usuario aportando una movilización perfecta, segura y cómoda. Los distintos modelos de silla basculante para la ducha permiten elegir reposabrazos, reposacabezas, frenos o bandejas para apoyar la alcachofa de la ducha, el jabón o la esponja.

Sillas de ruedas para el cuarto de baño diseñadas para personas con sobrepeso.
Las sillas de baño XXL están diseñadas con asientos y respaldos acolchados y cómodos que ayudan en el cuarto de baño a moverse con seguridad en todo el espacio del baño y en especial en la ducha a aquellas personas que tienen sobrepeso. Son conocidas por distintos nombres como sillas de ruedas bariátricas o sillas de ruedas XXL Estas sillas, aportan una configuración y diseño que garantizan una plena seguridad y confianza a personas con pesos de hasta más de 300 kilos.
Las residencias de ancianos, los hospitales y los usuarios particulares, valoran mucho este tipo de ayudas en el cuarto de baño.