Sillas de ruedas manuales Hay 12 productos.

Mostrando 1 - 12 de 12 items
Mostrando 1 - 12 de 12 items

Sillas de ruedas manuales

Para las personas con movilidad reducida PMR que no pueden desplazarse por sí mismas, las sillas de ruedas manuales, son un elemento esencial, puesto que gracias a ellas, van a poder trasladarse y realizar tareas cotidianas convencionales de su día a día, tanto en el interior de sus hogares como en la calle con una movilidad suficiente, bien sea por sí mismo o acompañados por una tercera persona.
Sillas de ruedas manuales.
Este tipo de silla de ruedas, están concebido para que el usuario pueda por sí mismo realizar desplazamientos de una manera autónoma propulsando la silla de ruedas de forma manual (como su propio nombre nos indica).
Más adelante veremos los distintos materiales con los que pueden fabricarse y la utilidad de los distintos modelos de silla de transporte manual, según el uso que le vayamos a dar.En principio, podríamos decir generalizando que existen 2 tipos de modelos de sillas manuales: modelos estándar y modelos fabricados a medida de cada usuario. En el primer grupo, modelo de silla estándar, hay en el mercado una amplia oferta de tamaños y calidades suficiente como para cubrir las necesidades más cotidianas y habituales de los usuarios.

LAS SILLAS DE RUEDAS DEBEN AJUSTARSE AL USUARIO – NO EL USUARIO A LA SILLA

En cuanto a las sillas de ruedas fabricadas a medida, solo pueden ser dispensada por establecimientos de ortopedia ya que su configuración se realiza por técnicos cualificados tomando en cuenta aspectos técnicos, características y parámetros personales del usuario concreto.
Hoy en día, existen distintos materiales para la fabricación de las sillas de ruedas. En función de su uso, características del usuario y destino que le vayamos a dar, podremos adquirir sillas de de interior o exterior, sillas de ruedas para el cuarto de baño, sillas de transferencia, o sillas plegables para viajar. Atendiendo a sus materiales, hay sillas ruedas de acero, sillas de aluminio o sillas de carbono. Además la silla de ruedas se puede personalizarse con accesorios que proporcionan gran utilidad.

ANTES DE COMPRAR UNA SILLA DE RUEDAS MANUAL:
Al comprar una silla de ruedas manual o silla de ruedas eléctrica, no debemos precipitarnos ni comprar solo por su aspecto o su precio, Hay que tener en cuenta que la silla de ruedas pasa a ser una extensión de nuestro cuerpo y un tamaño inadecuado, una mala inclinación, o un mal posicionamiento provocado por una mala medición, podría causarnos dolor, incomodidades e incluso con el tiempo lesiones irreparables
La elección de una silla de ruedas manual, también debe ajustarse a la usabilidad que le vamos a dar. Veremos más adelante que hay varios aspectos que debemos considerar antes de la elección de una silla, sin olvidar que la elección de un buen cojín es determinante y no debe tomarse a la ligera.
Le recomendamos que hable con su médico especialista o médico rehabilitador para que le prescriba su silla de ruedas y acuda a su ortopedia para que le ayude en la decisión de cuál adquirir y recuerde que en función de su discapacidad, puede obtener una ayuda económica. Hoy en día la mayoría de ortopedias, le asesorarán con el papeleo.

ASPECTOS TECNICOS
Existen aspectos técnicos que van a hace más confortable la maniobrabilidad y movilidad de la silla:
Calculo de tu centro de gravedad
Para que tu silla de ruedas manual se ajuste a tus necesidades de propulsión y estabilidad y confort, es necesario ajustar el centro de gravedad. Con ello contribuiremos a la distribución más adecuada del peso.
Aunque no todas las sillas de ruedas pueden configurarse, algunos modelos convencionales y por supuesto las fabricadas a mediada, nos van a permitir mover las ruedas delanteras y traseras hacia adelante y hacia atrás y elevar el asiento para conseguir el efecto de movilidad y/o estabilidad deseado.
Al hablar del centro de gravedad podríamos resumir diciendo que un punto de gravedad más alto y más hacia atrás llevará más peso a las ruedas traseras y nos proporcionará una mayor maniobrabilidad y movilidad pero hará nuestra silla menos estable,

La distribución del peso entre las ruedas traseras y las delanteras
Es importante tener en cuenta el uso que vamos a dar a la silla de ruedas antes de adquirir un modelo u otro.
El peso que ejercitamos sobre el centro de gravedad se reparte entre las ruedas de adelante y las rueda de atrás.
Siguiendo con el mismo razonamiento que en punto anterior, costará más mover la silla si distribuimos más peso en las ruedas delanteras por un simple efecto físico ya que habrá más rozamiento. Por el contrario, conseguiremos una mayor estabilidad.


RUEDAS:
Las ruedas son a la silla de ruedas lo que el calzado es a los pies y al cuerpo. Juegan un papel tan importante que no deberíamos elegirlas sin la asesoría del especialista de tu ortopedia.

RUEDA DELANTERA:
Los terrenos blandos, van a producir en la ruedas un mayor rozamiento y por consiguiente nos van a exigir mayor esfuerzo a la hora de empujar o propulsar la silla de ruedas.
Por el contrario, al transitar por terrenos y pavimentos duros, el rozamiento será menor.
Utiliza ruedas delanteras grandes si tus desplazamientos en silla de ruedas va a ser habitualmente en exteriores y por consiguiente con suelos irregulares.
Utiliza ruedas delanteras pequeñas si por el contrario el terreno por el que vas a moverte es en zonas interiores y pavimentos muy lisos o sin irregularidades como por ejemplo supermercados, en el hogar o en calles muy bien pavimentadas. Los deportistas utilizan una rueda delantera pequeña ya que les proporciona una mayor rapidez y agilidad de movimientos.

RUEDA TRASERA:
Si lo que pretendemos es una propulsión con poco esfuerzo, como norma general debemos saber que:
Cuanto más pequeña es la rueda trasera, menor esfuerzo para propulsarla, pero requerirá mayor número de impulsos
Las personas muy altas y las sillas de ruedas deportivas usan ruedas de 650 mm (26”)

En tu ortopedia de confianza, te explicarán otros aspectos como materiales, tamaños y tipos de rueda que más te convenga en función de tu situación.
Veamos algunos aspectos que deberemos tener siempre en mente a la hora de elegir un tipo de rueda de nuestra silla de ruedas.
La movilidad de la silla depende mucho del tipo de rueda, tamaño y de sus materiales.
Deberíamos hacernos una pregunta antes de elegir el tamaño de las ruedas y el material que vamos a elegir:
¿Por dónde y por qué terreno vamos a movernos con la silla?
En términos generales podemos decir que:
En pavimentos lisos y duros, la resistencia es menor y menos no costará moverla
Y al revés, cuanto más blando sea el suelo, mayor será el rozamiento y vamos a necesitar más fuerza para impulsarnos.


COMO ELEGIR LAS RUEDAS SEGÚN SUS MATERIALES:

RUEDAS NEUMATICAS:
Por ejemplo, Las ruedas neumáticas tienen mejor suspensión y resultan más confortables ya que van a permitir amortiguar baches y golpes, pero al tener mayor adherencia, producen mayor rozamiento y menor movilidad.
RUEDAS MACIZA:
Sin embargo las ruedas macizas, se comportan al contrario, es decir que al ser más duras se adaptan peor al terreno y resultan menos confortables porque transfieren a nuestro cuerpo las irregularidades del suelo y los baches. A favor tiene que al tener menor adherencia, nos aportan mayor maniobrabilidad ya que tienen menor rozamiento.
También existen los neumáticos anti-pinchazos que teniendo un confort similar nos evitan costes de mantenimiento.
TAMAÑO DE RUEDAS:
Su rozamiento, tiene ya que ver con la superficie de contacto con el suelo.
RUEDA PEQUEÑA = MENOR ROZAMIENTO = PEOR AGARRE
Una rueda pequeña, tendrá menos rozamiento con el suelo y por lo tanto también tendrá peor agarre.
RUEDA GRANDE = MAYOR ROZAMIENTO = MAYOR AGARRE
La rueda grande tendrá más rozamiento y más agarre.
Son adecuadas para conducirlas cuando hay obstáculos como bordillos o dentro de casa ya que resultan más ágiles.
COMO TOMAR MEDIDAS
En nuestra tienda de ortopedia, nuestros técnicos ajustan la silla al usuario, a partir del análisis y medición de la persona, para conseguir el mayor confort, maniobrabilidad, seguridad y estabilidad.
En la siguiente imagen vemos cada punto de medición que se debe utilizar de manera exacta, para conseguir un asiento ajustado a la persona. (norma ISO 7176-7)


1. Profundidad del asiento

2. Anchura del asiento

3. Altura de la espalda

4. Achura de la espalda

5. Distancia entre el cabezal y el asiento

6. Distancia entre el soporte para los pies y el asiento

Materiales de construcción de las sillas

Las sillas de ruedas se fabrican con distintos materiales y en función de estos, el resultado de peso es distinto.

Antes de decidir la compra de una silla, además de ver sus prestaciones, también debemos valorar su peso.

Sillas de ruedas de acero

Las sillas fabricadas en acero son las más habituales por ser más robustas y más baratas, pero son las que más pesan.

Una silla de ruedas manual de acero convencional, viene a pesar entre 20 Kg. Y 25 Kg. Casi el doble que una de aluminio, aunque hoy en día se fabrican en Aceros más ligeros

Una opción válida si pensamos en dar a la silla de ruedas un uso esporádico tanto en interior como en exterior.

Sillas de acero de aluminio

Las sillas de ruedas que se fabrican con aluminio resultan mucho más ligeras que las de acero, por el contrario son algo más caras. Son una opción recomendable si valoramos la comodidad y menor esfuerzo que hay que hacer para moverla.

Su peso está entre los 12 y los 15 Kg. y su acabado anodizado o pintadas, aunque estas se rallan más fácilmente

En el mercado, podemos encontrar una amplia oferta de sillas de ruedas de cero y aluminio de distintos fabricantes con diseños y colores atractivos y un amplio abanico de posibilidades de personalización y accesorios.

Sillas de  ruedas de titanio, carbono y plástico:

Las ventajas de las sillas fabricadas con chasis de titanio son indiscutibles. Estas sillas de ruedas ultraligeras, reducen su peso drásticamente y podemos encontrar sillas incluso de menos de 5 Kg. siendo además muy resistentes. Es por ello que son las preferidas por las personas discapacitadas que tienen una vida muy activa y están dispuestas a pagar algo más de dinero. Estas sillas requieren una adaptación personalizada y se suelen fabricar con armazón rígido

En la fabricación de los chasis y estructuras de las sillas de ruedas se van incorporando los nuevos materiales que la industria moderna proporciona, ofreciendo mejoras para las personas que necesariamente necesitan una silla para su locomoción.

Existen también chasis de fibra de carbono que resultan muy ligeras pero estas estructuras son más caras y también suelen acabarse con armazón rígido.

Incluso hay sillas fabricadas en plástico, pero son menos populares y demandadas.

Sillas de ruedas para el baño

En el cuarto de baño, debido a que son lugares húmedos y resbaladizos, siempre es bueno prevenir las caídas y evitar accidentes.

Para eso y pensando en las personas con discapacidad y/o movilidad reducida, existen ayudas técnicas que han sido diseñadas para hacer del cuarto de baño un lugar seguro y confortable.

En cuanto a las sillas de baño hay una variedad de modelos que responden a las distintas necesidades del usuario.

Hay distintos tipos de sillas de ruedas para la ducha. Hay sillas para la ducha con ruedas que pueden ser fijas o autopropulsables y también sillas para la ducha sin ruedas con distintos tamaños.

Son muy demandadas las sillas para el cuarto de baño que sirven para el inodoro y para la ducha. Se conocen como sillas de ruedas en U para el cuarto de baño Con esta configuración la silla nos permite una higiene completa accediendo al inodoro y a la ducha desde la misma silla.

Existen las banquetas que con distintos tamaños y configuraciones resuelven la estabilidad en la ducha o bañera.

También tenemos tablas de bañera que son muy cómodas y se colocan en unos segundos. Son muy útiles a la hora de hacer trasferencias seguras para la ducha.

Sillas de ruedas de transferencia

Las sillas de transferencia están concebidas para momentos muy concretos en los que necesitamos realizar un traslado puntual de una persona con movilidad reducida en lugares muy pequeños o para realizar una evacuación desde el domicilio bajando unas escaleras o ascensores pequeños hasta la calle. Son muy manejables y se utilizan con ayuda de dos personas para que el traslado sea seguro.

Son muy ligeras y plegables resultando muy práctico y útil su almacenamiento tanto en el coche como después de su uso ya que son pequeñas y ocupan poco espacio.

Las hay con ruedas para escaleras que facilitan el transporte o evacuación ya que las ruedas ayudan a bajar los peldaños con seguridad.

Accesorios

Para configurar el acabado de las sillas de ruedas, existen multitud de accesorios que resultan muy prácticos.

GuardarGuardar